Entrevista a Sekiguchi Sensei en la Urban Nikkei

21º Soke de Muso Jikiden Eishin Ryu, por segunda vez en la Argentina. Seminarios: 6, 7 y 8 de Diciembre. Clases: 3, 4, 5, 9, 10,11 y 12 de Diciembre. Komei Juku Argentina.
Se dictarán clases para los distintos niveles de participantes.
Informes e inscripción: \n institutopotencia@arnet.com.ar Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla Tel.: 4571-3123
www.institutopotencia.com    www.komei-juku.com.ar

Es una de las mayores autoridades de Iaijutsu en el mundo. Es el 21º titular y heredero del estilo Muso Jikiden Eishin Ryu, una de las más antiguas escuelas de este arte marcial, que se ha mantenido en Japón desde el siglo XVI. Respetado y reconocido, es además presidente de la Asociación Internacional de Iaido, y ha entregado su vida a la difusión de esta técnica en el mundo, lo cual le implica muchos viajes a diferentes países. A principios de septiembre pasado, visitó la Argentina e impartió clases en el “Instituto Potencia”, entidad que lo representa en nuestro país. Aprovechando esta oportunidad, logramos una singular entrevista a este profesor.


 El Sensei Sekiguchi se caracteriza por estar llevando las enseñanzas de una escuela muy clásica y tradicional como lo es el Muso Jikiden Eishin Ryu más allá de las fronteras japonesas, lo cual es digno de destacar, ya que siendo la mayor autoridad del estilo, viaja incansablemente por el mundo impartiendo sus enseñanzas. Es además director de la Asociación de Kobudo de Japón.Nos recibe justo en su día de llegada a Bs. As., que a pesar del cansancio del viaje, mantiene un semblante enérgico y mucha predisposición a conversar. La humildad en sus modales y en su apariencia física, se contrasta con la imagen altiva que uno presuponía antes de conocerlo. Pero lo que más impacta es su discurso lleno de interesantes metáforas y ejemplos para ilustrarnos lo que quería expresar, lo cual enriqueció aún más la charla.  

 –Cómo hace para cruzar las barreras geográficas e idiomáticas para llevar a cabo su actividad de difundir el Iaido por todo el mundo?

T.S.: –Lo que queremos transmitir, no lo transmitimos… Como no logramos transmitirlo estamos en plena actividad. Si se hubieran transmitido lo que deseamos transmitir, ya hubiera finalizado nuestros esfuerzos. Suponemos que estamos transmitiendo enérgicamente todos los conocimientos, pero no se han transmitido. NO podemos hacer que comprendan nuestra esencia. Esa es la filosofía del Bushido.

Existe una historia maravillosa que nace en la prefectura de Iwate, que dice que se debe partir una piedra a la mitad, luego plantar una semilla y hacerla crecer hasta que florezcan sus flores. Ése debería ser el esfuerzo que todos debemos llevar a cabo…

Vemos hoy en día, de hecho en muchos lugares, las florecidas flores, e incluso vemos aquellas que nacen de entre medio de las piedras, pero para nosotros eso no es el camino correcto. Si realmente deseamos ver florecer nuestros frutos debemos primero partir una piedra por más dura que ésta sea, y por más difícil que pueda parecer, debemos luego plantar una semilla y cuidarla para que florezcan sus flores. Luego de haber hecho todo este esfuerzo, recién allí podremos hablar del logro de la tarea, no antes…

Porque a veces creemos haber logrado hacer algo bueno, pero resulta que nos han mal interpretado, o se perfilan para los malos hábitos… o creemos haber hecho un bien y terminamos lastimando a otros, haciéndolos sufrir, etc, etc… Entonces este camino para hacerlo correctamente debemos caminarlo según la enseñanza de la piedra.Así lo entiendo yo, y no siento ninguna pesada carga, ya que es el camino que elegí, sabiendo lo empinado y empedrado que estaría.

Cuando era pequeño, en el canal japonés había un programa que se transmitía a través de gestos, lo que hoy conocemos como lenguaje de señas, y comprendí en ese momento, que no se necesitan de las PALABRAS para transmitir un pensamiento o concepto. Al igual que aquellos gestos, uno puede transmitir todo lo que posee adentro a través del lenguaje corporal y otros. En mi caso ese otro elemento es el ken (sable). Es a través del ken que haré todo para transmitirles todo el conocimiento que poseo sobre este arte y para que todos aquellos discípulos quieran escucharme, aunque no hablen el idioma japonés, eso es sólo una fina barrera.

Yo utilizaré el ken como herramienta común con mis alumnos, si no logro hacer mi trabajo, hubiera sido mejor no haberlo hecho desde el principio.

Es como aquel dueño que compra un perro y deja que deje sus heces en la calle. Él como dueño del perro debe responsabilizarse hasta las últimas consecuencias de sus actos, y si decidió comprar un animal, debe hacerse cargo de él dentro y fuera de su casa.En mi caso, podría decirse que yo vengo a ser como Momotaro, no poseo nada, simplemente llevo conmigo el arte del Budo y mis pensamientos. Si hay quienes quieren seguirme, yo los recibiré contentos, como lo ha hecho Momotaro en su cuento, que lo ha acompañado desde un perro, mono y otros animales. En este caso podríamos decir que cada animal representa a un país, y trabajando así, hoy podemos estar  presentes en más de 90 países…

–El Iaido de su escuela está presente en 90 países…

T.S.: –Sí, hoy seguramente son más, pero básicamente los países que he visitado personalmente transmitiendo este arte, asciende a algo más de 90 países…

Cuando estaba en la secundaria, había en ese entonces una mujer fabulosa, Hanedaka Kaoru, quien comentaba que había visitado 90 países, yo como fanático de ella, pensaba que algún día me gustaría poder visitar tantos países con alguna actividad.

Y pensar que hoy me encuentro en esa misma cifra, me alegra muchísimo, y si pienso que todas estas visitas no las hago con un fin comercial, no debo pagar por hacer estas visitas, me enorgullece más todavía.

Hay países que fueron opuestos durante la guerra a nivel nación, pero los ciudadanos se unen bajo una misma alma… todos estos países se unen bajo la esencia del Budo.

–Usted cree que el interés por las artes marciales está en aumento?

T. S.: –Si. A nivel internacional. No conozco qué sucede con los otros, es decir, lo conozco pero no lo voy a decir. Qué quiero decir con esto…

Yo puedo hablar de mí mismo y solamente de mí, no puedo hablar sobre algo que no conozco en esencia y profundidad. No soy ni locutor ni noticiero ni mucho menos un académico o científico. Simplemente alguien a quien el arte Budo lo cautiva y lo lleva arraigado en el corazón. Bajo este concepto recorro los distintos lugares tratando de transmitir todo lo que sé, lo que he aprendido y lo que considero es bueno y justo, y si del otro lado tengo a alguien quien me escucha, dándome una sonrisa, brindándome su tiempo, cediéndome una oportunidad, mi objetivo está cumplido. Estos gestos son los que enriquecen mi alma, y solo preciso de ello.

Durante los días 6, 7 y 8 de diciembre el profesor Takaaki Sekiguchi regresará a nuestro país para realizar seminarios (ver publicidad de pág. 3). Agradecemos al prof. Carlos Loffreda, titular de Komei Juku Argentina por concedernos este contacto.

Traducción: Rina Onitsuka


Fuente : Urben Nikkei
Link : http://www.urbanikkei.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=326:seminarios-del-soke-takaaki-sekiguchi&catid=85:artes-marciales&Itemid=31