Una Expresión Poética del Espíritu del Iaijutsu

Material Perteneciente a CubaKomeiJuku

Interpretado por Robert W. Montgomery,
estudiante de Komei Juku Muso Jikiden Eishin Ryu Iaijutsu,
bajo la dirección de Sekiguchi Komei, 21er Soke.
Traducción al español de Cuba Komei Juku.


En el makimono Chuden que el Sensei Sekiguchi Komei recibió del 19no Soke Kono Kanemitsu y el 20mo Soke Onoe Masamitsu en 1974, se encuentra un poema de nueve estrofas. El primer verso de cada estrofa describe un fenómeno natural, y el siguiente verso concreta la idea que sugiere el primero. El poema no es haiku, pero tiene una estructura similar, que inicia con una escena y sigue con una alusión a un waza de Iaijutsu. La posición del poema, tras la descripción de los waza de Chuden, sugiere que no está pensado como una descripción, ni como una recomendación técnica acerca de los waza. Más bien, el propósito del poema parece ser comunicar el espíritu y actitud que la práctica del Iaijutsu debe desarrollar. De ahí que el poema deba llevar a la comprensión del espíritu del Iaijutsu.

Debido a que el poema está escrito en japonés clásico, y porque en algunos fragmentos hay varios significados para los kanji, lo que aparece a continuación es mi intento de expresar el significado del poema.

Tómese su tiempo para contemplar y re-examinar las palabras del poema, para así poder arribar a su propia interpretación. Con el tiempo, es probable que note que su interpretación del poema cambia así como su experiencia, estado mental, actitud o búsqueda de la dirección.

También puede intentar visualizar las imágenes poéticas mientras practica los waza.
“Debe haber una tormenta soplando profundo en las montañas,
Las flores de Miyoshino parecen remolinos de niebla, o rastros de nubes en el cielo.”


YOKO GUMO se traduce como “largos rastros de nubes”. Si nos imaginamos la niebla de la montaña mezclándose y moviéndose con las nubes en lo alto, replicadas en primer plano al pie de la montaña por un campo de flores oscilando en el viento, encontraremos dificultad en distinguir estos movimientos. Esta imagen podría caracterizar la estrategia del espadachín de enmascarar sus intenciones al oponente.
“El viaje de 1000 millas (pasos) del tigre salvaje, no parece lejos,
Pues su regreso es más veloz que su partida”.


TORA NO ISSOKU quiere decir “paso de tigre”. La monotonía de un largo viaje puede provocar que el espadachín pierda la noción de lo que ocurre alrededor de él. El esgrimista puede lidiar con las interrupciones del viaje o con la vida cotidiana solamente si está alerta a la situación y el entorno en el que se encuentra.
“Todos (vemos y) conocemos el rayo,
Pero, ¿quién conoce el retumbar del trueno, que sigue al destello?”


En japonés, la palabra para designar al rayo es INAZUMA. La rapidez del desenvainado y corte con la espada, nuki to, puede compararse con el rayo. La breve pausa antes de reparar en la devastación resultante puede compararse con el silencio que antecede al trueno. Mientras que el rayo y el trueno son igualmente dramáticos, y están, relacionados, son completamente diferentes en carácter. La pausa tras el ataque y antes de la comprensión del daño puede ser más dramática y estar más cargada de energía que el rayo o el trueno.
“Las nubes flotantes que ondulan hacia arriba desde el pie de la colina,
Se alzan para envolver los picos circundantes.”


UKI GUMO puede leerse como “nubes flotantes”. Para vencer al enemigo (los picos) que lo rodea, el espadachín se mueve en medio del enemigo, sereno, mezclándose con él y absorbiéndolo, como las nubes hacen con los picos.
“Cuando el viento que sopla desde la montaña es fuerte,
La nieve no se acumula en las ramas de los árboles.”


El kanji OROSHI significa, “viento que desciende (de la montaña)”. Si el espadachín se mueve con el espíritu del fuerte viento, barrerá a sus oponentes que tratan de conquistarlo (cubrirlo).
“El timonel dirige su curso habilidosamente (en la corriente),
A menos que el bote se estrelle contra las rocas.”


El kanji IWA es “roca”, NAMI es “ola”. Cuando pelea en la corta distancia, el espadachín habilidoso entra y sale, y rodea al enemigo para tomar ventaja, tal y como el timonel remonta la ola aprovechando que ésta se aleja de la orilla rocosa, para entonces remontar sin percances la próxima ola, que se estrella contra la rocas (el oponente) y las cubre.
“La carpa usa sus escamas para nadar contra el torrente de la catarata,
Ni este potente chorro puede sacarla de la corriente.”


UROKO GAESHI se traduce como “escamas volteadas”. Kaeshi se usa en la frase como “matar con el golpe de riposta de la katana”. La literatura clásica oriental a menudo representa a la carpa nadando contra la corriente de una cascada. La carpa simboliza la fuerza y persistencia masculina. Imagine a la carpa nadando contra la corriente a una velocidad igual a la del agua que cae por la cascada. Con la ayuda de sus escamas, planas y tersas contra su cuerpo, alcanza la velocidad suficiente para saltar en el aire y lograr a una posición más elevada. Al entrar de nuevo al agua abre las escamas, las cuales hacen que oponga resistencia al embate de la corriente y de esta manera la ayuda a mantener su nueva posición. El pez persevera en repetir el proceso hasta que alcanza las aguas tranquilas del lago en la cima de la cascada. Esta imagen refleja al espadachín que se mezcla con el corte de su oponente de manera que pueda ripostar con un corte más devastador.
“Las olas que golpean la costa de Akashi,
Cubren las rocas y riscos.”


NAMI GAESHI significa “ola que retorna” o “mar que retorna”. Akashi Kaikyo es el estrecho entre la ciudad de Akashi en Honshu y la isla Awaji, en la entrada al Mar del Japón, donde las fuertes corrientes dificultan la navegación. Akashi (roca roja), la ciudad que se encuentra en el Mar del Japón cerca de Kobe, es conocida por su oleaje y rompientes costeras. La disposición del espadachín le permite la oportunidad de atacar repetidamente con gran energía, sin dar cuartel, abrumando de manera aplastante a su fuerte oponente.
“Cuando una catarata cae de gran altura,
Ni las rocas se le oponen.”


TAKI OTOSHI es “cascada que cae”. Vemos la dramática imagen de un torrente cayendo de gran altura, su energía excavando en la base un profundo pozo, limpio de rocas y escombros. Podemos entonces compararla con la tremenda energía en el espíritu del espadachín, que se incrementa para barrer a su oponente y remplazarlo por un ambiente de calma y serenidad.

 

Agradezco profundamente la traducción de Charles Marshall, de Tokio, Japón, y la ayuda de Naoko Vitarelli y Anne Miyashiro. También quisiera agradecer a Sekiguchi Takaaki (Komei), 21er Soke de Muso Jikiden Eishin Ryu Iaijutsu, por permitirme copiar el makimono que le legaron sus maestros. Si tiene alguna pregunta o comentario, por favor, contacte al Sensei Robert Montgomery
Fuente : Komei Juku CUBA
Link : http://cubakomeijuku.thebrainers.com